La gastronomía española se luce en los premios 2018 de la AIG

La Asociación Internacional de Gastronomía, fue una iniciativa que surgió en el año 1983 y que en sus orígenes agrupaba tan solo a las academias de gastronomía de Francia Inglaterra y España. Hoy en día ya suma 30 países que representan a todos los continentes.

Entre sus objetivos se encuentran el desarrollo del patrimonio gastronómico y el salvaguardar las culturas culinarias, pero sin dejar de favorecer la cocina moderna, recompensando por tanto las investigaciones orientadas a la mejora de las cualidades de los alimentos, pero con la preservación de sus características tradicionales.

El evento más esperado cada año son los resultados de los premios de reconocimiento a la labor de chefs, pasteleros, sumilleres  y en general con todo lo relacionado con la cultura gastronómica.

Este año como ya se ha hecho prácticamente una tradición, España ha salido bien parada obteniendo varios de los premios de la AIG, con lo que nuevamente se pone en evidencia el excelente momento que atraviesa el mundo de la gastronomía española.

El premio más sobresaliente de los obtenidos por España, se lo ha llevado Abel Valverde, quien se desempeña como director de sala del Santceloni, el reconocido restaurante madrileño, por lo que se hizo merecedor del Gran Prix de l’Art de la Salle. Este premio busca reconocer la calidad de la recepción, el servicio y la hospitalidad, así como también del espacio y su decoración. Aunque no es la primera vez que un español logra este reconocimiento, si es verdad que el último se logró hace ya una década cuando en el 2008 lo gano Juli Soler.

El resto de los premios logrados corresponden a la categoría Prix logrando el reconocimiento como joven talento de la cocina, el cocinero español Pablo González-Conejero, del restaurante Cabaña Buenavista localizado en Murcia.

En cuanto al Prix au Sommelier que se otorga en reconocimiento al conocimiento sobre vinos y a las sugerencias de maridaje con platos, este año ha resultado galardonado el sumiller Rafael Sandoval, del restaurante madrileño Coque.

Oriol Balaguer, se hizo con el Prix au Chef Pâtissier y el libro  Dulce, publicado por Editorial Planeta Gastro, se alzó con el Prix  de la Littérature Gastronomique, por la recopilación de 100 recetas de los más reconocidos pasteleros y reposteros que preparan sus postres en los mejores restaurantes  de España y en los locales que algunos de ellos mantienen abiertos al público.

Selene, una chica que trabaja como administrativa en cerrajeros 24 horas dice que ya lo ha comprado y que comenzará con algunas de las recetas pues ya había probado con “Bake it simple”, de Oriol Balaguer y la experiencia que ha tenido ha sido fenomenal, pues dice que las recetas de verdad salen y degustarlas merece el tiempo que invirtió en la preparación.

Por último el Prix Multimedia que se otorga a un medio digital dedicado a la divulgación de la cultura gastronómica recayó sobre Excelencias Gourmet, medio que se ha convertido en el enlace entre la gastronomía española y la iberoamericana.

Estos premios vienen a evidenciar nuevamente que España continua siendo un referente en el mundo de la gastronomía y que la marca país continua presente en los eventos internacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *