Costumbres españolas a la hora de comer

La hora de la comida, es muy importante para todas las culturas del mundo, pero en España, prácticamente es una de las más arraigadas tradiciones, comer en familia, disfrutar de una buena comida, y de un buen vino, coronando con un aromático café y un postre ligero.

En España los desayunos suelen ser a temprana hora, y deben de ser ligeros, ya que a la hora de la comida se acostumbra una comida abundante y muy condimentada.

El desayuno generalmente, consiste en café, café cortado o café con leche, quizá chocolate caliente con los tradicionales churros españoles, algunas pastas o cruasanes.

La comida suele servirse entre las 2 y 4 de la tarde y entonces, si se conforma por una comida verdaderamente pesada, y muy rica en cuanto ingredientes, ya que España está rodeada de mar, su gastronomía, se basa fundamentalmente en productos marinos, pero de igual manera se complementa con frescas hortalizas, y deliciosos embutidos y jamones que maduran en las colinas y pastizales, los suelos españoles producen una enorme variedad de frutos que se curan o secan y forman parte importante de la gastronomía española.

Las comidas siempre se terminan con un aromático café, que puede ser un café solo, o un cortado (café con un chorrito de leche), o definitivo, un café con leche, y un postre ligero  que puede ser una tarta de frutas frescas, o algunas natillas quizá algunos panecillos con frutos secos, en fin la variedad de postres españoles es infinita, y deliciosa.

No puede  faltar  la sobremesa,  a la que se reúnen todos los comensales, nadie se retira después de comer, siempre se hace por lo menos una pequeña sobremesa, para platicar y seguir conviviendo, ya sea en familia o entre amigos, y esta sobremesa sucede antes de tomar la típica siesta, para digerir la comilona que han dado.

La siesta es tan popular en España, que los comercios cierran un par de horas para ir a comer  y tomar la siesta, de ser posible los empleados van hasta sus hogares, a comer para después tomar una pequeña siesta.

Las comidas españolas siempre se acompañaran de vino, ya que es una tradición que durante años se ha llevado a cabo en España, inclusive en los restaurantes, suelen incluir el vino, en el costo total de la comida, es parte de las comidas y siempre lo ha sido.

Alubias y almejas

Por mucho los frutos del mar siempre se han considerado ingredientes claves para la cocina española, y que mejor que resaltar sus deliciosos sabores y aromas con unas bien españolas alubias, elaborando un plato tan lleno de sabor, que querrás no terminar nunca.

alubiasLas alubias que ocuparemos para este plato, pueden ser cocidas, de frasco o de lata, aunque siempre frescas y recién cocidas aportan un delicioso sabor al platillo, y las almejas serán las más frescas que encontremos, los ingredientes que ocuparemos son:

300 gramos de alubias cocidas

500 gramos de almejas

4 cucharadas de aceite de oliva

1 diente de ajo, picado o machacado

1 cebolla mediana, muy picadita

1 jitomate grande, rallado, sin piel ni semillas, o muy molido

1 taza de vino blanco

½ taza de agua

Sal y pimienta al gusto

2 hojas de laurel

Perejil lavado y desinfectado, picado para adornar

Las alubias, de cualquiera que ocupemos, tendrán que estar escurridas perfectamente y las almejas deberán de ser lavadas hasta quitar en medida de lo posible la totalidad de arena, se ponen en agua con sal, para eliminar cualquier arena que haya quedado durante el lavado.

En el aceite caliente, freiremos ajo y cebolla a dorar, y la cebolla se haya ablandado un poco, enseguida agregaremos, el jitomate, rallado o bien molido y colado para evitar cualquier semilla o piel que hagan una salsa pesada, agregamos el laurel, y se deja freír por unos 6-8 minutos a que se cueza perfectamente, y se combinen los sabores.

Le pondremos el vino y el agua a esta salsa, movemos, y además agregaremos las almejas, taparemos la cacerola donde estamos cocinando, para que las almejas se cuezan y sabremos que ya están cocidas, porque tendrán que abrirse todas las almejas, el tiempo aproximado para que esto suceda, será aproximadamente 5 minutos.

Pasado estos minutos, y rectificando que estén ya las almejas cocidas, agregamos, las alubias, mezclamos y dejamos cocinar por 7 minutos más, para integrar todos los ingredientes.

Rectificaremos sal y pimienta, y si encontramos que alguna almeja no se abrió, tendremos que desecharla, al servir se adorna con el perejil picadito, se sirven calientes y acompañadas de algún pan rustico.

Receta para hacer ensaladilla rusa de calidad

Las ensaladillas rusas son una de las comidas más reconocidas en la gastronomía rusa, por ser uno de los platos más fáciles y de rico sabor, se pueden conseguir en todos los lugares desde los bares hasta los más altos restaurantes, ya que es uno de los platos más consumidos en periodo de veraniego, y se caracteriza por lo sencillo de su preparación, y lo mejor es que cualquier persona se puede atrever a prepararlo.
A continuación Karla Araujo trabajadora de https://www.reparaciondecalderasmadrid.es, puso a disposición la receta de la ensaladilla rusa que ella preparó.
Receta de Ensaladilla Rusa

Ingredientes:

– Patatas, un kilo
– Zanahorias, 400 gramos
– Huevos, 5 grandes
– Guisantes, 300 gramos
– Mayonesa
– Sal
– Pimiento morrón
– Aceitunas (Opcional)
preparación:

Se cocinan las patatas y las zanahorias en abundante agua con sal,  tú decides si las haces peladas de una vez o no, por otra parte vamos hirviendo el huevo por unos 12 o 13 minutos, una vez que todo esté bien cocido y pelado, se procede a picar las papas y las zanahorias en trozos bien pequeños, luego se pica el huevo igual en trozos pequeños y se añade los guisantes y el pimiento, luego   se procede aplicar la mayonesa y la sal al gusto, y listo una vez revuelto todos los ingredientes tienes tu ensaladilla rusa lista para comer.

Estas ensaladillas rusa son fáciles de preparar, además puedes combinarlas y agregarles lo que más te guste como por ejemplo atún, camarones, cangrejo, pollo, manzana, aguacate, sin duda alguna con lo que más desees y lo mejor de todo es que igual te quedará deliciosa, y sirve como un almuerzo ligero según lo que le apliques y es un plato sumamente fácil y rápido de hacer, así que no te preocupes por pasar largas horas en la cocina pensando qué hacer para deleitar tu paladar, que fácilmente con estas ensaladillas rusas sin duda lo lograrás.

Luis Abreu trabajador de limpieza de fosas septicas Madrid, amante de las ensaladas, asegura haber preparado esta ensaladilla con diversos ingredientes y afirma que todas quedaron deliciosas, cada una con un toque particular pero igual de buenas.

Carmen Méndez trabajadora de Antenistas Madrid, compartió con sus compañeros de trabajo una ensaladilla rusa con trozos de pollo, la cual preparó ella misma y tuvo obtuvo muy buenos comentarios por parte de tus compañeros.

Por otra parte en la empresa de reparacion de calderas en el centro Madrid, ofrecieron a todos sus empleados un almuerzo en agradecimiento por su excelente trabajo, y la ensalada que acompañaba al almuerzo fue una ensaladilla rusa con cangrejo, la cual fue degustada por todos los trabajadores con alta receptividad.

Una Carbonara de lujo

Pasta Carbonara: es todo un lujo que la cocina italiana le ha dado al mundo. Para los amantes de esta gastronomía este es un platillo que debe manejarse de manera obligatoria. Entre sus ventajas está la rapidez con la que se puede preparar y el sabor exquisito que tiene. Cuando una persona está aprendiendo a cocinar tiene que aprender a realizar una excelente pasta carbonara para poder determinar si está listo para dar el paso desde la comida casera hacia la gran cocina en el plano nacional o internacional.

Si tú deseas aprender a hacer una buena pasta carbonara estás en el lugar indicado puesto que después de leer este artículo y seguir estos pasos serás capaz de impresionar a cualquier persona.

Estos son los pasos que debes seguir:

En primer lugar hay que tener los ingredientes: pasta larga, un “olio” extra virgen de oliva el cual dará un aroma mediterráneo al plato, también tocino, huevos, una buena taza de queso parmesano originario de Italia, ajo y mucha concentración, así como pimienta preferiblemente negra.

Luego de contar con los ingredientes necesarios se debe empezar a preparar la pasta y la salsa en simultáneo porque esto determinará el éxito del plato en razón de que la pasta caliente será la que termine de cocinar la mezcla que prepararemos con huevos y queso Parmigiano.

Posteriormente se coloca agua en una olla de gran tamaño hasta que llegue a hervir, y se le agrega entonces la cantidad de pasta deseada para que, durante unos 10 minutos se pueda cocinar hasta que llegue a estar en la textura perseguida. Al mismo tiempo el aceite se irá calentando a una temperatura no muy alta para añadirle la tocineta durante unos 3 minutos hasta que llegue a estar tan crujiente y crispada como se desea añadiendo ajo como acción seguida.

Una vez hayamos realizado lo anterior se pondrán los espaguetis en la mezcla caliente, mientras que en simultáneo los huevos son revueltos con el queso en un tazón haciéndolo con fuerza para evitar que haya grumos en esta mezcla.

Cuando se tenga esa mezcla terminada solamente hay que añadirla a la pasta y poner un poco de pimienta por encima para que se pueda servir inmediatamente.

El desayuno, ¿sigue siendo tan importante?

Más de una vez hemos escuchado o leído en algún artículo que esta es la comida más importante del día y muchas teorías se han desarrollado a partir de esto. Muchos sugieren que para mantener un régimen alimenticio que te permita bajar de peso esta comida no puede faltar nunca y que de hecho debe ser la que contemple el mayor número de carbohidratos.

El desayunar como “rey” es dicho que según muchos debe ser aplicado cristianamente ya que esta comida es la que aporta la energía para activar al cuerpo luego del descanso y que regula los procesos hormonales que se desarrollan en el cuerpo.

Si bien no existen verdades absolutas en cuanto a nutrición se refiere se piensa que aun cuando todas las comidas son importantes, esta es la más influyente ya que determinará la ingesta de alimentos que se tendrá durante el resto del día, por lo que actualmente muchos estudiosos destierran el mito de incluir un mayor número de carbohidratos y a su vez aumentar el número de proteínas y grasas saludable ya que estas proporcionan una mayor sensación de saciedad.

Todas las teorías discurren y cada quien parecer tener su propia apreciación sobre la importancia  del desayuno en el cuerpo humano, por lo que cada quien ajusta sus conocimientos según como le dé resultado, una muestra de esto es un reciente estudio realizado en la Universidad de Alabama  que demostró que comer el desayuno o no hacerlo no tiene mayor influencia en el organismo.

En dicho estudio se le pidió al grupo de voluntarios que fueron divididos en dos grupos, uno que tomara el desayuno y el otro que no lo hiciera, antes de iniciar esta prueba pesaron a los participantes y al terminarla se dieron cuento que no hubo una variación en los pesos de los mismos.

La conclusión más resaltante fue en cuanto a la energía puesto que los que tomaban el desayuno consumían alrededor de unas 500 calorías más de los que no tomaban el desayuno.

Aprende a cocinar unas berenjenas rellenas deliciosas

Las berenjenas rellenas son otra estampa en la cocina casera que resulta placentera cada vez que es servida. En una hora se pueden hacer unas que quedan exquisitas y tal vez todo buen cocinero antes de vanagloriarse de serlo, debería de ser capaz de realizar este rico plato que es bastante simple y que puede variar su sabor de muchas maneras para hacerlo aún más exquisito. A continuación, se describirá una receta simple de cómo se pueden hacer unas excelentes berenjenas rellenas:

Primero, como siempre, se debe saber qué ingredientes se utilizarán, lo que necesitamos es una berenjena grande, aceite de oliva, carne, pimienta negra, cebollas, pimienta roja, ajo, queso Pecorino Romano, migajas de pan, huevos, y tomates.

Al recolectar todos los ingredientes, se puede comenzar, y se inicia precalentando el horno a 350 grados Fahrenheit. Luego se corta la berenjena en la mitad, y con una cuchara, se remueve el centro, dejando suficiente carne en el entorno de la piel para que mantenga su forma cuando se hornee. Se hierve la parte que se sacó con la cuchara hasta que quede suave lo que dura alrededor de 10 a 12 minutos.

Mientras tanto, en un sartén, se agrega aceite de oliva a fuego medio. Se sazona la carne con sal y pimienta. Luego se agrega la carne sazonada al sartén y se saltea hasta que todos los líquidos se hayan evaporado y la carne se haya puesto un poco marrón. Se drena la misma, y se remueve la grasa extra e innecesaria. Después, se deja enfriar brevemente y se corta en pedacitos la carne hasta que no quede ni un pedazo largo. Después, en otro sartén a fuego medio, se agregan otras dos cucharadas de aceite de oliva y se saltean las cebollas, pimienta, y ajo juntas.

En un recipiente se mezclan la berenjena cocinada, los vegetales, la carne ya preparada, el queso, las migajas y el huevo. Después de eso se llena las mitades de la parte que se ha sacado con una cuchara con la mezcla antes mencionada de una manera equitativa. Se pone encima de eso, tomates cortados, y un poco de queso gratinado sazonado con sal y pimienta, para luego hornearse por unos 50 minutos el horno que se había pre horneado, se deja enfriar brevemente para luego servirse.

Calabacines asados: exquisitos

El calabacín es una hortaliza de gran riqueza que viene por su exquisito sabor y su alta gama de variaciones al cocinar, existen varias recetas que comienzan a presentar cambios a la hora de decidir el método de cocción, sea asado, frito o al vapor, hay diversas formas de preparar un exquisito plato de calabacines. Las formas preferidas de cocinarlos son asado o fritos por el hecho de que la superficie se carameliza y le agrega cierta profundidad al sabor.

Hoy optaremos por describir una receta de calabacines asados, sin embargo, uno no se debe detener con una solamente, existen un inmenso rango de sabores que puede alcanzar los calabacines así que siempre se debe tomar el tiempo de hacer diversas variaciones.

Primero vamos a describir el proceso de asado el cual es muy básico, lo único que se debe de hacer es cortar los calabacines, bañarlos con un poco de aceite de oliva y asarlos en un horno por 20 o 30 minutos hasta que se pongan morenos.

También existen variaciones que se pueden hacer al prepararlos asados, una de ellas es asarlos con un poco de aceite de sésamo hasta que se pongan morenos, verterles un poco de miel y salsa de soya para luego echarle unas semillas de sésamo y devolverlo al horno por unos 5 minutos hasta que se glasee.

Otra forma podría ser de asarlos con un poco de aceite de oliva hasta que se pongan un  poco marrones y luego una mezcla 50/50 de queso parmesano y migajas de pan y devolverlos al horno o cocinarlos en la parrilla hasta que estén crujientes. Esto combina perfectamente con un pollo a la parrilla o pescado.

El calabacín ama el limón así que asarlo con aceite de oliva como se ha indicado arriba y agregarle un poco de jugo de limón justo antes de servir también es una combinación espectacular. Otra cosa que se le puede añadir en vez de limón, es ajo triturado que se agregaría justo antes de rostizarlos.

Masterchef y los programas de cocina

Masterchef es la franquicia de un programa de televisión que nace en el Reino Unido y se ha versionado en los distintos países  en los que  se ha comprado la franquicia, este programa se basa en la participación de 15 concursantes que buscan el título de maestro cocinero y que busca al mejor chef amateur en cada país.

mcEl concursante es juzgado por distintos chef o personas relacionadas al área de la gastronomía, empresa y turismo en diferentes pruebas en las que se les pide desarrollar diferentes platos en diversos contextos, con materiales variados y en el que experimentan distintos tipos de gastronomías, los aspirantes son premiados con el título de Master Chef, dinero en metálico, la publicación de su propio recetario y una formación en alta cocina.

Este tipo de programas abre un universo que anteriormente era bastante restringido, para la convocatoria de MasterChef asistieron amas de casa, hombres y mujeres de distintos ámbitos y profesiones que compartían el amor a  la cocina, por lo que estos programas muestran una realidad diferente a la que se tiene preconcebida sobre este mundo, además que muestra la influencia y los diferentes tipos de cocinas que existen, la gran variedad de ingredientes que son desconocidos para muchos, así como también es posible sacar algunos tips de preparaciones que pueden ser aplicados al día a día.

El desarrollo de estos programas suma un gran valor ya que hoy en día el común está muy abocado a nuevas preparaciones, sabores y dispuesto a experimentar ya que la idea que se tenía anteriormente sobre este arte ha cambiado por completo, ya no es un tema tabú y se busca salir de los sabores caseros o fusionarlos con nuevos sabores.

Por si fuera poco este tipo de programas ha abierto las puertas a iniciativas de gran valor social, como lo es el caso del brasileño David Hertz quien inició una fundación que se encarga de promover una transformación social a través de la cocina educando personas de bajos recursos e insertándolas en este mercado laboral.

Haz una torta de Zanahoria increíble

La torta de zanahoria siempre ha sido una bastante particular, y esto es por el hecho de que el ingrediente principal es una verdura lo cual hace a la torta no solo sabrosa sino saludable también. También por el hecho de que esta torta tiene muchas derivaciones y recetas, y son muy fáciles de cocinar lo cual permite a cocineros novatos realizar deliciosos postres, sin embargo, la que siempre parece ser la más deliciosa es a la que se le añaden pasas.

carrotLa torta de zanahoria con pasas de uva no es una combinación nueva, pero definitivamente siempre ha causado conmoción por el rico sabor que brinda. La zanahoria que aporta el color y el sabor de la base combina de manera exquisita con el sabor que brindan las pasas de uva. Y no solo eso, también es sumamente fácil de hacer, lo cual te dota de un nuevo postre en tu arsenal que brilla por cuán exquisito es y por su sencillez.

El proceso es muy simple. Luego de recolectar los ingredientes que incluyen 300 g de zanahorias ralladas, harina, huevos, azúcar, azúcar negra, aceite de girasol, polvo de hornear, sal, canela, pasas de uva hidratas y esencia de vainilla vamos a colocar los ingredientes secos en un recipiente, después lo vamos a cernir. Es importante sacar otro recipiente ya que ahí vamos a colocar los huevos y la azúcar y batirlos hasta ver espuma, luego añadiremos la parte líquida que estará conformada por el aceite y la esencia de vainilla y volveremos a batir bien.

Luego integramos a la zanahoria en la mezcla y unimos los ingredientes secos con los del segundo recipiente y mezclamos para obtener la mezcla, y al final simplemente añadimos las pasas hidratadas para después llenar de manteca un molde de tubo para horno.

Y después de un proceso tan sencillo, tenemos una rica torta de zanahoria con pasas lo cual no requiere de mucho esfuerzo para un producto tan delicioso que puede gozar junto a su familia.

La tortilla de patatas

La tortilla de patatas es un plato propio de la gastronomía andaluza y canaria, es una de las recetas más tradicionales y antiguas que puede encontrarse en la mayoría de los menús a lo largo de España. La preparación es muy sencilla, consiste en huevos batidos que luego se fríen o sofríen con una cama de patatas también fritas, además de esto suelen agregarse otros ingredientes como lo son el chorizo, la cebolla, el tomate, el jamón, etc.

Se tiene referencia de este platillo desde el año 1519 principalmente en el territorio español, sin embargo, los conquistadores españoles la consiguieron en América del Sur, especialmente en los pueblos aztecas.

Existen varias referencias que hacen nombre al origen de este suculento plato como lo son la que le refiere su invención al General Zumalacárregui con el fin de alimentar y nutrir a sus soldados en los primeros años de guerra, otra historia cuenta que a este mismo general no le merece su invención, sino a un señora muy pobre que le visitó y al no tener nada que ofrecer a sus anfitriones ofreció preparar una tortilla de patatas cautivando el paladar del General que luego le copió la visita.

Sin embargo, existen estudios que comprueban la invención de este plato hacia el año 1798 en una hacienda en Villanueva de la Serena, donde un capataz trataba de crear un plato que mitigara el hambre de sus empleados, por lo que entre la mezcla surgió esta preparación.

Existen diversas formas de prepararla, la principal es hacerla frita, una nueva versión que se usa actualmente es darle la vuelta cuando esté bien cocida la parte de abajo para dorarla por el lado de arriba, puede ser fina o gruesa como la tortilla asturiana que es reconocida por su gran grosor, esta puede ser comida también como un bocadillo en forma de tapa.

Lo cierto es que este es un plato que ha dejado enganchado a más de uno, conquistando sus paladares, además que su sencillez es cautivadora y su versatilidad se ha adueñado de los menús tanto de los hogares españoles como de restaurantes que preparan este platillo con su propio toque.