¿Qué cocina mi madre?

En algún momento pudimos llegar a ver el programa “mi madre cocina mejor que la tuya”, para los que no tuvieron tiempo de verlo, este programa iba más o menos así: era una especie de concurso reality show en el que cocinaban no las madres, sino sus hijos bajo las órdenes de su respectiva mamá.

Los concursantes tenían 60 segundos para escoger los ingredientes de la receta que iban a preparar y luego 35 minutos para realizar el platillo, lo que pretendía ser el gancho de este programa era que no se enfrentaban madre a madre o algo por estilo, sino, que la madre era quien guiaba a su hijo/a en la receta, lo que tenía que hacer y los ingredientes que iba a utilizar.

Finalmente este programa no tuvo mucho éxito ya que los hijos y televidentes se dieron cuenta de algo que parece muy cierto y es la máxima que afirma que mi madre es la que cocina mejor y que esos toques y secretos propios además de no poder ser revelados en tv, la técnica y el amor que utilizan las mejores cocineras del mundo son difícilmente imitables.

Lo cierto es que las madres son unas verdaderas artistas, se encargan de contarnos historias con cada plato, de alegrarnos el corazón con alguna receta mágica y hasta de curar enfermedades con sus exquisitas pociones. Además de esto son las encargadas de mantener viva la historia gastronómica de la familia y unas verdaderas heroínas en el arte de no repetir un almuerzo y por si fuera poco unas administradoras con post grado ya que de un minúsculo presupuesto son capaces de elaborar un plato digno de la realeza.

Sin duda es invaluable todo lo que significa una madre o una abuela que cocine, los que estamos fuera del terruño añoramos no solo el cariño que nos brindan sino también esa sazón que nos remonta a muy buenas épocas, pues, más de uno sueñan con ese olor a tortilla que nos despertaba en las mañanas.

Ahora bien ¿Qué cocina mi madre?

Una Carbonara de lujo

Pasta Carbonara: es todo un lujo que la cocina italiana le ha dado al mundo. Para los amantes de esta gastronomía este es un platillo que debe manejarse de manera obligatoria. Entre sus ventajas está la rapidez con la que se puede preparar y el sabor exquisito que tiene. Cuando una persona está aprendiendo a cocinar tiene que aprender a realizar una excelente pasta carbonara para poder determinar si está listo para dar el paso desde la comida casera hacia la gran cocina en el plano nacional o internacional.

Si tú deseas aprender a hacer una buena pasta carbonara estás en el lugar indicado puesto que después de leer este artículo y seguir estos pasos serás capaz de impresionar a cualquier persona.

Estos son los pasos que debes seguir:

En primer lugar hay que tener los ingredientes: pasta larga, un “olio” extra virgen de oliva el cual dará un aroma mediterráneo al plato, también tocino, huevos, una buena taza de queso parmesano originario de Italia, ajo y mucha concentración, así como pimienta preferiblemente negra.

Luego de contar con los ingredientes necesarios se debe empezar a preparar la pasta y la salsa en simultáneo porque esto determinará el éxito del plato en razón de que la pasta caliente será la que termine de cocinar la mezcla que prepararemos con huevos y queso Parmigiano.

Posteriormente se coloca agua en una olla de gran tamaño hasta que llegue a hervir, y se le agrega entonces la cantidad de pasta deseada para que, durante unos 10 minutos se pueda cocinar hasta que llegue a estar en la textura perseguida. Al mismo tiempo el aceite se irá calentando a una temperatura no muy alta para añadirle la tocineta durante unos 3 minutos hasta que llegue a estar tan crujiente y crispada como se desea añadiendo ajo como acción seguida.

Una vez hayamos realizado lo anterior se pondrán los espaguetis en la mezcla caliente, mientras que en simultáneo los huevos son revueltos con el queso en un tazón haciéndolo con fuerza para evitar que haya grumos en esta mezcla.

Cuando se tenga esa mezcla terminada solamente hay que añadirla a la pasta y poner un poco de pimienta por encima para que se pueda servir inmediatamente.

Prueba Hacer Esta Receta de Costillas De Alta Cocina.

En New York se realizó un maravilloso evento de caridad de tipo gastronómico llamado ¡Qué rico! Celebrating Latino Cuisine & Culture: The 31st Annual Chefs’ Tribute to Citymeals on Wheels, en el que diversos chefs de Latinoamérica y Estados Unidos se reunieron para presentar platillos increíbles con la finalidad de acumular fondos destinados a alimentar personas de bajos recursos.

Roberto Santibáñez, uno de los prestigiosos chefs que participó en el evento, dejó una receta de costillas de cordero aderezadas con un delicioso pipián de pistacho que ahora podrás preparar en la comodidad de tu hogar, aquí la presentamos:

Ingredientes:

  • 2 racks de costillas de cordero (8 piezas)
  • Sal

Para preparar el chile necesitas:

  • Semillas de chile (75 grs.)
  • Pimienta de Jamaica
  • Semillas de Anís
  • 1 vara de canela mexicana (de 3 centímetros está bien)
  • Clavos de olor

Para el pipián de pistacho necesitas:

  • Caldo de pollo (750 ml.)
  • Chile poblano pelado, asado y sin semillas (1)
  • Chile serrano (1)
  • Pistachos naturales (150 grs.)
  • Semillas de sésamo (75 grs.)
  • Ajo (1 diente)
  • Semillas de Anís
  • Hoja de aguacate (1, es opcional)

 

¡Empecemos! Primero que todo, hay que secar el cordero muy bien con papel absorbente, asegurándose bien de que los espacios entre los huesos también queden secos. Déjalas reposando.

Es momento de preparar la sazón. Coloca las semillas de chile en una sartén que no sea muy grande ni muy pequeña, caliéntalas con el fuego a nivel que esté entre bajo y medio. Asegúrate de revolverlas constantemente para que la cocción de las semillas sea uniforme, sabrás que están listas gracias al dulce olor que desprenderán, esto puede tardar alrededor de cinco minutos. Ahora, aparta las semillas de chile en un plato y agrega el resto de los ingredientes del chile a la misma sartén donde cocinaste las semillas de chile, revuélvelas por un par de minutos y devuelve las semillas de chile a la sartén. Ahora permite que se enfríen, cuando pase, tritura todo en un molino hasta formar un polvo que se vea más o menos uniforme. Con esta mezcla, cubre el cordero, frotándolo bien para que absorba bien el sabor de todas las especies, hasta que quede completamente cubierto. Ahora déjalas reposar por un tiempo mínimo de tres cuartos de hora, o refrigéralas por un máximo de ocho horas. Si decidiste refrigerarlas, sácalas del refrigerador tres cuartos de hora antes de cocinarlas.

Ahora vamos con el pipián. Vierte la mitad del caldo con el resto de los ingredientes correspondientes al pipián en un recipiente y mezclarlas muy bien hasta la homogeneidad. Luego pasa la mezcla a una olla y calentar hasta que hierva, reduce el calor cuando alcance el hervor y revuelve hasta que la salsa se espese, esto puede tomar alrededor de media hora. Si la salsa toma demasiado espesor, añade un poco de agua o caldo en muy pequeñas cantidades si la salsa se torna demasiado espesa.

¡Hora de hornear! Precalienta el horno a 230 grados Celsius (o 450 Fahrenheit). Toma una bandeja y cúbrela con papel aluminio. Ahora, pon las chuletas en la bandeja posicionadas de manera tal que el hueso quede apuntando hacia abajo, y dejar cocinar al termino que desees, luego de retirarlas del horno, déjalas reposar un poco menos de 10 minutos. Mientras reposan, recalienta la salsa con fuego bajo.

Para servir, corta las chuletas y sírvelas con salsa de manera equitativa. ¡Que disfrutes!

El Mejor Chef Del Mundo

La comida es algo muy subjetivo. El gusto de cada persona depende de una variedad de factores psicológicos, biológicos, culturales, etc. Entonces, teniendo a los chefs como los principales responsables del fracaso o éxito del menú de un restaurante, ¿Cómo determinamos cuál es el mejor de todos?

Por el mismo subjetivismo que todos tenemos para juzgar a la comida, no podemos organizar torneos similares a los deportivos en los que los mejores se enfrenten entre sí hasta que el mejor prevalezca, o juzgarles según sus ventas como sucede con la música (que a su vez es un método muy subjetivo de juzgar), es bastante complicado a decir verdad, pero aun así, la comunidad gastronómica ha conseguido idear un sistema que se aproxime lo más posible a la objetividad para juzgar restaurantes y chefs, y al parecer, los jefes de cocina se han tomado esto muy en serio.

Las famosas estrellas son parte de la guía Michelin de hoteles y restaurantes, consistiendo en un sistema de clasificación de tres niveles, representados por estrellas. Un restaurante de una estrella indica que es excelente dentro de su área, dos estrellas significan que el restaurante forma parte de la élite de los restaurantes de su categoría, y las tres estrellas, la clasificación máxima, indican que es un restaurante que amerita viajar al sitio por el solo hecho de degustar la comida que sirve, ¡Vaya reconocimiento! Hoy en día, chefs alrededor del mundo anhelan fervientemente hacerse con siquiera una estrella de esta prestigiosa guía.

Restaurant, una revista británica de gastronomía, creó un sistema de votaciones por parte de chefs internacionales, críticos de gastronomía y otros expertos en el área, para crear una lista anual de los 50 mejores restaurantes del mundo. Además, se incluyeron en el sistema de votación a los chefs de los 50 mejores restaurantes de la lista del año anterior. Esto ha añadido una capa de competitividad que la guía Michelin no tenía ya que se colocan restaurantes por encima de otros, sumando a la pasión que sienten los chefs por encabezar la cúspide de la alta cocina.

Entre los habituales de las listas se encuentras diversos restaurantes de todo el mundo, como el Central de Perú con su chef Virgilio Martínez,  Noma de Dinamarca, con René Redzepi llevando a cabo la gestión de su cocina de manera excéntrica y espectacular, y El Celler de Can Roca en España, con los hermanos Roca como chefs, que inclusive llegaron a encabezar la lista en el año 2015 con su clásica cocina catalana.

Nunca sabremos objetivamente cuál es el mejor restaurante de todos, pero si estos sistemas de competencia llevan a los chefs a refinar sus técnicas y mejorar el nivel de sus restaurantes, pues, bienvenido sea. Nosotros, los comensales, siempre saldremos ganando de esto.

El desayuno, ¿sigue siendo tan importante?

Más de una vez hemos escuchado o leído en algún artículo que esta es la comida más importante del día y muchas teorías se han desarrollado a partir de esto. Muchos sugieren que para mantener un régimen alimenticio que te permita bajar de peso esta comida no puede faltar nunca y que de hecho debe ser la que contemple el mayor número de carbohidratos.

El desayunar como “rey” es dicho que según muchos debe ser aplicado cristianamente ya que esta comida es la que aporta la energía para activar al cuerpo luego del descanso y que regula los procesos hormonales que se desarrollan en el cuerpo.

Si bien no existen verdades absolutas en cuanto a nutrición se refiere se piensa que aun cuando todas las comidas son importantes, esta es la más influyente ya que determinará la ingesta de alimentos que se tendrá durante el resto del día, por lo que actualmente muchos estudiosos destierran el mito de incluir un mayor número de carbohidratos y a su vez aumentar el número de proteínas y grasas saludable ya que estas proporcionan una mayor sensación de saciedad.

Todas las teorías discurren y cada quien parecer tener su propia apreciación sobre la importancia  del desayuno en el cuerpo humano, por lo que cada quien ajusta sus conocimientos según como le dé resultado, una muestra de esto es un reciente estudio realizado en la Universidad de Alabama  que demostró que comer el desayuno o no hacerlo no tiene mayor influencia en el organismo.

En dicho estudio se le pidió al grupo de voluntarios que fueron divididos en dos grupos, uno que tomara el desayuno y el otro que no lo hiciera, antes de iniciar esta prueba pesaron a los participantes y al terminarla se dieron cuento que no hubo una variación en los pesos de los mismos.

La conclusión más resaltante fue en cuanto a la energía puesto que los que tomaban el desayuno consumían alrededor de unas 500 calorías más de los que no tomaban el desayuno.

Aprende a cocinar unas berenjenas rellenas deliciosas

Las berenjenas rellenas son otra estampa en la cocina casera que resulta placentera cada vez que es servida. En una hora se pueden hacer unas que quedan exquisitas y tal vez todo buen cocinero antes de vanagloriarse de serlo, debería de ser capaz de realizar este rico plato que es bastante simple y que puede variar su sabor de muchas maneras para hacerlo aún más exquisito. A continuación, se describirá una receta simple de cómo se pueden hacer unas excelentes berenjenas rellenas:

Primero, como siempre, se debe saber qué ingredientes se utilizarán, lo que necesitamos es una berenjena grande, aceite de oliva, carne, pimienta negra, cebollas, pimienta roja, ajo, queso Pecorino Romano, migajas de pan, huevos, y tomates.

Al recolectar todos los ingredientes, se puede comenzar, y se inicia precalentando el horno a 350 grados Fahrenheit. Luego se corta la berenjena en la mitad, y con una cuchara, se remueve el centro, dejando suficiente carne en el entorno de la piel para que mantenga su forma cuando se hornee. Se hierve la parte que se sacó con la cuchara hasta que quede suave lo que dura alrededor de 10 a 12 minutos.

Mientras tanto, en un sartén, se agrega aceite de oliva a fuego medio. Se sazona la carne con sal y pimienta. Luego se agrega la carne sazonada al sartén y se saltea hasta que todos los líquidos se hayan evaporado y la carne se haya puesto un poco marrón. Se drena la misma, y se remueve la grasa extra e innecesaria. Después, se deja enfriar brevemente y se corta en pedacitos la carne hasta que no quede ni un pedazo largo. Después, en otro sartén a fuego medio, se agregan otras dos cucharadas de aceite de oliva y se saltean las cebollas, pimienta, y ajo juntas.

En un recipiente se mezclan la berenjena cocinada, los vegetales, la carne ya preparada, el queso, las migajas y el huevo. Después de eso se llena las mitades de la parte que se ha sacado con una cuchara con la mezcla antes mencionada de una manera equitativa. Se pone encima de eso, tomates cortados, y un poco de queso gratinado sazonado con sal y pimienta, para luego hornearse por unos 50 minutos el horno que se había pre horneado, se deja enfriar brevemente para luego servirse.

Croissant de Chocolate: No Tarde Más En Prepararlo

El chocolate es algo maravilloso, tanto por su rico sabor como por sus distintas gradientes de dulzor y amargo, y además de su versatilidad al introducirse en distintos tipos de postres y mejorando su sabor de gran forma, tal es el caso con los croissants. Una pieza clásica de bollería francesa mundialmente reconocida por la suavidad y ligereza de su masa, con distintos nombres como medialuna o cachito. Con esta receta aprenderás a fabricar deliciosos croissants con relleno de chocolate, cabe destacar que el proceso de hacer la masa sirve para que hagas croissants regulares o con distintos rellenos así que ¡No limites tu imaginación!

Primero que todo, necesitarás:

  • Harina 000 (de fuerza) – ½ kg.
  • Mantequilla sin sal – 200 grs.
  • Chocolate de repostería – 125 grs.
  • Azúcar – 75 grs.
  • Agua – 1 taza
  • Leche en polvo – 1 Cdta.
  • Levadura seca – 1 Cdta.
  • Sal
  • Huevo – 1

Ahora vamos con la preparación. Toma un bol mediano y comienza a tamizar la harina encima de el, es importante que no hayan grumos presentes en la mezcla. Luego, añade la levadura, la leche, el azúcar y una cucharada de mantequilla, y a mezclar. No le temas a amasar con las manos, es el método que consigue los mejores resultados, terminando en una rica y homogénea masa que tenga bien mezclados todos sus ingredientes.

Ahora, coloca la masa en un envase y tápalo con un trapo de cocina que se encuentre húmedo, así la masa se agrandará, déjala ahí por una hora, más o menos. Luego saca la masa agrandada (El doble de su tamaño aproximadamente) y colócala en un área que sea amplia y plana, cuestión de que la puedas estirar con un rodillo, al punto de que quede en forma de rectángulo. Después de hacer esto, toma la mantequilla restante y la cortas en pedazos uniformes, y riégala sobre distintas partes de la masa, para luego doblarla en dos, luego volverla a doblar, para al fin aplanarla y estirarla con el rodillo de nuevo.

Es hora de cubrir la masa completamente con envoltorio plástico transparente, asegurándose de que quede totalmente envuelta, para luego refrigerarla por mínimo doce horas, todo con la finalidad de que se compacte. Al pasar las doce horas, desenvuelve la masa y córtala con un cuchillo, corta piezas que queden en forma triangular, que sea aproximadamente doble la longitud del triángulo con respecto a su ancho.

En el centro de cada triangulo coloca un trozo del chocolate de repostería, ya que este actuará como relleno para los croissants. Luego en la base de cada triangulo cortarás un poco el centro, alrededor de 2 centímetros, y comienza a doblar la masa de manera ascendiente, si es necesario, la puedes apretar para que se compacte mejor.

Dobla un poco los bordes para darle la forma al croissant, precalienta tu horno a una temperatura de 200 grados centígrados. Mientras se calienta el horno, bate el huevo para que quede homogéneo y con una brocha, cubre cada croissant con el huevo batido para luego colocarlos en una bandeja que sirva para hornear, cubierta con papel parafinado. Cuando el horno esté caliente, mete los croissants y déjalos ahí por 15 minutos, luego retíralos y déjalos enfriar. ¡Que disfrutes de tus ricos croissants!

Calabacines asados: exquisitos

El calabacín es una hortaliza de gran riqueza que viene por su exquisito sabor y su alta gama de variaciones al cocinar, existen varias recetas que comienzan a presentar cambios a la hora de decidir el método de cocción, sea asado, frito o al vapor, hay diversas formas de preparar un exquisito plato de calabacines. Las formas preferidas de cocinarlos son asado o fritos por el hecho de que la superficie se carameliza y le agrega cierta profundidad al sabor.

Hoy optaremos por describir una receta de calabacines asados, sin embargo, uno no se debe detener con una solamente, existen un inmenso rango de sabores que puede alcanzar los calabacines así que siempre se debe tomar el tiempo de hacer diversas variaciones.

Primero vamos a describir el proceso de asado el cual es muy básico, lo único que se debe de hacer es cortar los calabacines, bañarlos con un poco de aceite de oliva y asarlos en un horno por 20 o 30 minutos hasta que se pongan morenos.

También existen variaciones que se pueden hacer al prepararlos asados, una de ellas es asarlos con un poco de aceite de sésamo hasta que se pongan morenos, verterles un poco de miel y salsa de soya para luego echarle unas semillas de sésamo y devolverlo al horno por unos 5 minutos hasta que se glasee.

Otra forma podría ser de asarlos con un poco de aceite de oliva hasta que se pongan un  poco marrones y luego una mezcla 50/50 de queso parmesano y migajas de pan y devolverlos al horno o cocinarlos en la parrilla hasta que estén crujientes. Esto combina perfectamente con un pollo a la parrilla o pescado.

El calabacín ama el limón así que asarlo con aceite de oliva como se ha indicado arriba y agregarle un poco de jugo de limón justo antes de servir también es una combinación espectacular. Otra cosa que se le puede añadir en vez de limón, es ajo triturado que se agregaría justo antes de rostizarlos.

Masterchef y los programas de cocina

Masterchef es la franquicia de un programa de televisión que nace en el Reino Unido y se ha versionado en los distintos países  en los que  se ha comprado la franquicia, este programa se basa en la participación de 15 concursantes que buscan el título de maestro cocinero y que busca al mejor chef amateur en cada país.

mcEl concursante es juzgado por distintos chef o personas relacionadas al área de la gastronomía, empresa y turismo en diferentes pruebas en las que se les pide desarrollar diferentes platos en diversos contextos, con materiales variados y en el que experimentan distintos tipos de gastronomías, los aspirantes son premiados con el título de Master Chef, dinero en metálico, la publicación de su propio recetario y una formación en alta cocina.

Este tipo de programas abre un universo que anteriormente era bastante restringido, para la convocatoria de MasterChef asistieron amas de casa, hombres y mujeres de distintos ámbitos y profesiones que compartían el amor a  la cocina, por lo que estos programas muestran una realidad diferente a la que se tiene preconcebida sobre este mundo, además que muestra la influencia y los diferentes tipos de cocinas que existen, la gran variedad de ingredientes que son desconocidos para muchos, así como también es posible sacar algunos tips de preparaciones que pueden ser aplicados al día a día.

El desarrollo de estos programas suma un gran valor ya que hoy en día el común está muy abocado a nuevas preparaciones, sabores y dispuesto a experimentar ya que la idea que se tenía anteriormente sobre este arte ha cambiado por completo, ya no es un tema tabú y se busca salir de los sabores caseros o fusionarlos con nuevos sabores.

Por si fuera poco este tipo de programas ha abierto las puertas a iniciativas de gran valor social, como lo es el caso del brasileño David Hertz quien inició una fundación que se encarga de promover una transformación social a través de la cocina educando personas de bajos recursos e insertándolas en este mercado laboral.

Haz una torta de Zanahoria increíble

La torta de zanahoria siempre ha sido una bastante particular, y esto es por el hecho de que el ingrediente principal es una verdura lo cual hace a la torta no solo sabrosa sino saludable también. También por el hecho de que esta torta tiene muchas derivaciones y recetas, y son muy fáciles de cocinar lo cual permite a cocineros novatos realizar deliciosos postres, sin embargo, la que siempre parece ser la más deliciosa es a la que se le añaden pasas.

carrotLa torta de zanahoria con pasas de uva no es una combinación nueva, pero definitivamente siempre ha causado conmoción por el rico sabor que brinda. La zanahoria que aporta el color y el sabor de la base combina de manera exquisita con el sabor que brindan las pasas de uva. Y no solo eso, también es sumamente fácil de hacer, lo cual te dota de un nuevo postre en tu arsenal que brilla por cuán exquisito es y por su sencillez.

El proceso es muy simple. Luego de recolectar los ingredientes que incluyen 300 g de zanahorias ralladas, harina, huevos, azúcar, azúcar negra, aceite de girasol, polvo de hornear, sal, canela, pasas de uva hidratas y esencia de vainilla vamos a colocar los ingredientes secos en un recipiente, después lo vamos a cernir. Es importante sacar otro recipiente ya que ahí vamos a colocar los huevos y la azúcar y batirlos hasta ver espuma, luego añadiremos la parte líquida que estará conformada por el aceite y la esencia de vainilla y volveremos a batir bien.

Luego integramos a la zanahoria en la mezcla y unimos los ingredientes secos con los del segundo recipiente y mezclamos para obtener la mezcla, y al final simplemente añadimos las pasas hidratadas para después llenar de manteca un molde de tubo para horno.

Y después de un proceso tan sencillo, tenemos una rica torta de zanahoria con pasas lo cual no requiere de mucho esfuerzo para un producto tan delicioso que puede gozar junto a su familia.